Marco legal

Imprimir página

El derecho del trabajo se puede definir como el conjunto de normas que regulan las relaciones que se crean con ocasión del trabajo libre y voluntario, prestado en condiciones de dependencia y por cuenta ajena.

De lo anterior se deduce que el trabajo regulado por el derecho del trabajo debe de cumplir tres características.

Libre y voluntario
El trabajador no puede ser obligado a trabajar en contra de su voluntad
Por cuenta ajena
Lo que s e produce en el trabajo es propiedad del empresario y no del trabajador
Dependiente
El trabajador esta bajo los poderes de dirección y disciplinario del empresario

Ahora bien, no todas las relaciones de trabajo se someten a las mismas normas, por lo que tenemos,

Relaciones laborales normales:
las que se regulan por el derecho laboral, estas son las reguladas por el estatuto de los trabajadores
Relaciones laborales especiales:

Les son aplicables partes del derecho del trabajo ordinario pero se complementan con otras normas específicas para cada colectivo. Por ejemplo:

Relaciones no laborales:

Se regulan por otro tipo de normas. Por ejemplo:

  • Los funcionarios públicos. (Ley 7/2007 de 12 de abril)
  • Los trabajos realizados a título de amistad, benevolencia o buena vecindad.
  • Los trabajos familiares.
  • Los trabajos que los ayuntamientos puedan exigir en caso de emergencia.

En este caso prestaremos atención a las normas que regulan las relaciones laborales normales.

Dichas normas tienen una jerarquía y están ordenadas de mayor a menor preferencia y especialidad, es decir las más importantes establecen marcos generales y a partir de de ahí surgen otras normas más específicas para determinados aspectos.

El derecho del trabajo específicamente con la siguiente jerarquía de normas especiales o fuentes propias.

El estatuto de los trabajadores.

El convenio colectivo: es una fuente específica del derecho del trabajo y se puede definir como “un acuerdo escrito, libremente negociado entre los representantes de los trabajadores y empresarios, para regular las condiciones de trabajo en las empresas” los convenios obligan a los empresarios y a los trabajadores como si fueran una ley.

El contrato de trabajo: es el contrato mediante en el que se formaliza la relación laboral siendo ilegal trabajar sin contrato de trabajo. Se puede definir como ” el acuerdo entre empresario y trabajador por el que este se obliga a prestar determinados servicios por cuenta del empresario y bajo su dirección a cambio de una retribución

Usos y costumbres locales y profesionales: cuando en materia laboral no existe una norma aplicable, se puede aplicar el uso y la costumbre, siempre que sean de la profesión y del lugar. Esta costumbre o uso ha de ser probada por quien solicite su aplicación

La jurisprudencia: cuando el sentido de las normas jurídicas a aplicar a un caso no es preciso se puede recurrir a la interpretación de las mismas que realiza el Tribunal Supremo (o el Constitucional) al aplicar una norma. a partir de estas sentencias, el resto de tribunales está obligados a interpretar esta norma en el mismo sentido que lo hizo el supremo.

Principios de derecho del trabajo: los principios del derecho son una especie de guía a la hora de aplicar las normas.De entre ellos destacan por su importancia los siguientes:

Principio de norma mínima:
Las normas de rango superior establecen el mínimo que hay que respetar obligatoriamente, las de rango inferior pueden mejorar estos mínimos pero nunca establecer condiciones peores.
Principio de irrenunciabilidad:
Los derechos que posee el trabajador por estar establecidos por ley o por convenio son irrenunciables. cualquier cláusula contractual que anule estos derechos será nula aunque el trabajador la firme.
Principio in dubio pro operario
En caso de que exista duda sobre el sentido de una norma jurídica, los tribunales la interpretarán de la forma mas beneficiosa para el trabajador.
Principio de norma más favorable:
En el caso de que existiera un concurso de normas ( es decir, que para un caso concreto, existieran varias normas a aplicar) se aplicara la que resulte más favorable para el trabajador en su conjunto.

Derchos y deberes Laborales

Derechos y deberes del trabajador

Los derechos y deberes básicos del trabajador son los que vienen recogidos en la constitución y en el estatuto de los trabajadores. La constitución establece detrminados derechos básicos considerados como fundamentles. Estos dereechos viene posteriormente desarrollados en el estatuto de los trabajadores establecido por el Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 marzo en sus artículos 4 y 5

  • Derechos básicos del trabajador
    • al trabajo y a la libre elección de profesión u oficio.
    • a la libre sindicación.
    • a la negociación colectiva
    • a la adopción de medidas de conflicto colectivo y a la huelga
    • a reunirse y a participar en la empresa.
  • Derechos derivados del contrato de trabajo, que suponen obligaciones para el empresario y son los siguientes.
    • A la ocupación efectiva.
    • A la promoción y formación profesional en el trabajo.
    • A no ser discriminados directa o indirectamente para el empleo, o una vez empleados, por razones de sexo, estado civil, edad dentro de los límites marcados por esta Ley, origen racial o étnico, condición social, religión o convicciones, ideas políticas, orientación sexual, afiliación o no a un sindicato, así como por razón de lengua, dentro del Estado español. Tampoco podrán ser discriminados por razón de discapacidad, siempre que se hallasen en condiciones de aptitud para desempeñar el trabajo o empleo de que se trate.
    • A su integridad física y a una adecuada política de seguridad e higiene.
    • Al respeto de su intimidad y a la consideración debida a su dignidad, comprendida la protección frente al acoso por razón de origen racial o étnico, religión o convicciones, discapacidad, edad u orientación sexual y frente al acoso sexual y al acoso por razón de sexo.
    • A la percepción puntual de la remuneración pactada o legalmente establecida.
    • Al ejercicio individual de las acciones derivadas de su contrato de trabajo.
    • A cuantos otros se deriven específicamente del contrato de trabajo.
  • Deberes u obligaciones:
    • Cumplir con las obligaciones concretas de su puesto de trabajo, de conformidad a las reglas de la buena fe y diligencia.
    • Observar las medidas de seguridad e higiene que se adopten.
    • Cumplir las órdenes e instrucciones del empresario en el ejercicio regular de sus facultades directivas.
    • No concurrir con la actividad de la empresa, en los términos fijados en esta Ley.
    • Contribuir a la mejora de la productividad.
    • Cuantos se deriven, en su caso, de los respectivos contratos de trabajo.
Poderes del Empresario

Como hemos visto anteriormente el empresario dispone de dos poderes o facultades derivadas de la dependencia del trabajador respecto del empresario que caracteriza a la relación laboral.

El poder de dirección:
Es la facultad del empresario derivad del contrato de trabajo que le permite establecer el modo, el lugar, y el tiempo e trabajo.Dicha facultad debe de ser ejercida respetando lo que establezcan las normas laborales incluyendo a los convenios colectivos .
El poder disciplinario o sancionador
Es la facultad para sancionar los incumplimientos del trabajador. Para sancionar un incumplimiento el empresario deberá de hacerlo de acuerdo con el régimen disciplinario establecido en el convenio colectivo.Respecto a esto es conveniente saber que la sanción por falta grave debe de aplicarse en el plazo máximo de 60 días desde que el empresario tuvo conocimiento y, en cualquier caso, en un plazo máximo de 6 meses desde que se cometió, ya que en caso contrario la falta prescribiría
Administración Laboral y Jurisdicción Social.

El control del cumplimiento de las normas laborales se realiza por diversos organismos y vías.

La inspección de trabajo: es el órgano encargado de la desarrollo de la política laboral a través del ministerio de trabajo y de las consejerías de trabajo de las comunidades autónomas además de la vigilancia y el control del cumplimiento de las normas laborales. Sus funciones mas importantes son, entre otras,

  • la investigación de las infracciones en materia laboral.
  • el levantamiento de actas y la facultad de proponer las sanciones correspondientes a la autoridad laboral.
  • la emisión de informes preceptivos para determinados procesos.
  • prestar asesoramiento a trabajadores y empresarios acerca de sus derechos y deberes.
  • la adopción de medidas para la protección de la salud de los trabajadores.

Por otro lado, cuando surjan conflictos y se den infracciones en el cumplimiento de la normativa sociolaboral estos pueden ser resueltos ante la administración mediante los servicios de arbitraje y conciliación alcanzando un acuerdo que resultará obligatorio para las partes, no obstante cuando la conciliación no de resultado o en el caso de determinados supuestos serán los tribunales del orden social los que resuelvan la cuestión. dichos tribunales son de menor a mayor rango los que enumeramos a continuación.

Juzgado de lo Social.
Normalmente tienen competencia provincial, resuelven los conflictos que se presentan en materia sociolaboral
Salas de lo Social de los Tribunales Superiores de Justicia de las comunidades autónomas.
Tiene competencia en todo el territorio nacional. es la encargada de resolver sobre libertad sindical y conflictos y convenios colectivos que excedan el ámbito territorial de una sola comunidad autónoma.
resuelven conflictos colectivos o sindicales cuyo ámbito territorial supere al del juzgado de lo social, es decir, que abarque varias provincias pero que no supere el ámbito de la comunidad autónoma. también es el encargado de resolver los recursos contra las sentencias dictadas por el Juzgado de lo Social
Sala de lo Social de la Audiencia Nacional
Sala de lo Social del Tribunal Supremo.
Es el encargado de resolver los recursos presentados contra las resoluciones de las dos salas indicadas anteriormente.

En el caso de que consideráramos que se hubiera lesionado alguno de los derechos considerados como fundamentales cabría presentar un recurso extraordinario de amparo ante el Tribunal Constitucional.

Paseo Ribalta, 29 12001-Castellón de la PlanaTfno:964  342  431  y 675  603  700 Email:patim@patim.org